Calidad educativa.

Todos hablamos de los servicios de calidad que brindan las instituciones educativas, aunque es difícil que nos estemos refiriendo a los mismos estandares cuando hablamos de calidad.

La calidad educativa es un concepto relativo que tiene que ver con el ajuste que existe entre lo que la sociedad necesita y lo que el sistema ofrece. Esta relación, hoy se encuentra en crisis, porque para la sociedad que fue creada, ya no existe más.

Para poder reestructurarla primero necesitamos tener bien claro qué es lo que requiere el consumidor del siglo XXI.

En la actualidad, antes de hablar de calidad educativa, es fundamental tomar en cuenta que las nuevas generaciones ven al mundo en una forma dicefernte.

  • Un pensamiento simplista.
  • Más competencias de acción.

¿A qué me refiero con esto?

Las competencias que la sociedad busca ahora para el conocimiento requieren de contenidos mínimos, pero muy significativos; esto tiene que ver con los nuevos procesos mentales.

La forma en que se ve el mundo es diferente, la sociedad es ahora mucho más dinámica. Debemos trabajar mucho más las inteligencias emocionales.

El lenguaje de las “tics “(tecnologías de la información y comunicación) ya no es más una herramienta, ahora forma parte de un modelo mental, el lenguaje visual (emojis) se ha convertido en parte de nuestra escritura; nos enfrentamos ahora a un individuo que no contempla la naturaleza, sino que opera sobre ella.

Durante muchas épocas, para adquirir el conocimiento se requería de la observación para poder describir la realidad y generar la teoría, pero ahora las nuevas generaciones gustan de operar dentro de ellas para lograr los resultados específicos; inventar (nuevos materiales, clonar, dirigir procesos sociales, desarrollar empresas, diversos sistemas de compra-venta, etc).

Las personas vinculadas con la educación hoy, requieren incrementar su capacidad de liderazgo, emprendimiento,  trabajo en equipo, pero para ello se debe aprender a entender este nuevo pensamiento sistémico.

¿El desafío es grande? … si, mucho.

En esta sociedad ya no podemos hablar más de sistema escolar ni de modelo de escuela, ahora debemos pensar en “sistemas de aprendizaje”.

Ciertamente la calidad se relaciona más con los saberes y competencias adquiridas por los alumnos que con las acreditaciones, dicho de otra manera, de nada sirve tener buenas notas si no se adquiere el aprendizaje esperado, entonces, debemos ocuparnos de las competencias y saberes de los jóvenes.

Todos o la mayoría de los planteles presumen de ofrecer una calidad educativa para sus alumnos, pero la pregunta sería ¿En realidad los jóvenes concluyen sus estudios superiores con una calidad educativa, para poder afrontar los problemas que prenenta nuestra sociedad actual?

O ¿será un área de oportunidad para las instituciones educativas?

 

Mónica Rivas

Leave a Comment

Your email address will not be published.